Escrito por Isabel Morales, el 11.06.17
Nos gustan los mercadillos

Nos gustan los mercadillos

Lo vintage, las antigüedades y el diseño independiente son el denominador común de uno de los lugares de compras más populares hoy en día en ciudades como Madrid, los mercadillos cubiertos. Cada mes y casi cada semana nuestros barrios acogen diferentes mercados que, con una extensión y variedad de puestos que va desde un mercado de abastos hasta un pequeño local en Malasaña, ofrecen moda y mobiliario de segunda mano o artesanal.

Uno de los mercadillos más famosos surgidos en los últimos años es el Mercado de Motores. Alojado en el Museo del Ferrocarril de Madrid (antigua estación de Delicias), es uno de los casos más exitosos, ya sea por su fantástica ubicación, ya sea por su selección de puestos.

Cada segundo fin de semana de mes recibe a cientos de personas que pasean entre trenes antiguos mientras rebuscan entre objetos de decoración de nuevo o antiguo diseño, se prueban vestidos creados por nuevos diseñadores, escuchan la música de una pequeña orquesta o disfrutan de una hamburguesa al aire libre los días de sol. Toda una fiesta en torno a las compras y el reciclaje de lo usado que tiene algo de esas brocantes de la Europa francófona, donde los vecinos de una localidad compran y venden desde ropa que ya no les vale hasta las piezas sueltas de una antigua cubertería de plata. 

Más allá de su evidente atractivo para los amantes de los artículos especiales, estos mercados, entre los que se podrían citar otros como el Nómada Market y el Molly Market -más centrados en el diseño independiente-, atraen cada vez más a los turistas que visitan nuestras ciudades y que ya conocían citas similares en capitales como París o Londres. Conscientes de su tirón, no es de extrañar que responsables de la promoción turística los publiciten ya como uno más de los atractivos de estas urbes y casi les otorguen la categoría de un monumento más a visitar.

Alimenta tu presencia en Internet con autores Contextto

Ahora y para siempre alta gratuita

¿Quieres ser autor de Contextto?