Escrito por Luis Hernandez, el 10.06.17
Messi da vida a la Liga

Messi da vida a la Liga

La victoria del Barcelona en el Clásico del Bernabéu alimenta la posibilidad de ver un final de Liga abierto, con todo en juego. El Real Madrid retrocedió en su intento por recuperar el cetro del campeonato de la regularidad, título que no levanta desde la campaña 2007-08, pero mantiene todas las opciones al contar con una oportunidad más que su eterno rival hasta el cierre de la competición.

En el coliseo madridista, Leo Messi recuperó su mejor versión. La mejor noticia para un Barcelona, que llegó a este duelo con la obligación de ganar para no ver cómo en una semana se despedía de la Champions y del torneo doméstico. Un duro golpe difícil de digerir para un club que ha marcado el paso a todos sus rivales lo largo de los últimos años. Con su juego y sus goles, Messi mantiene viva la posibilidad de celebrar un nuevo título en Camp Barça, el tercero de manera consecutiva y el cuarto en el último quinquenio. Esto habla de la supremacía blaugrana en las últimas ediciones de la Liga frente al Real Madrid, al que le ha ido mejor en su aventura continental con dos Ligas de Campeones en los tres últimos años. En el presente aspira a reconquistar el título en casa y ampliar su leyenda en Europa, un hito que no consigue de manera conjunta desde la temporada 1957-58.

La actuación de Messi no pasó desapercibida en el Bernabéu por la trascendencia de sus goles, el último cuando al enfrentamiento le restaba un suspiro significando la victoria, y por el número, celebró su gol 500 defendiendo la camiseta blaugrana. Desde su irrupción en el primer equipo, Messi no ha parado de engrandecer su figura. Su trayectoria, sus logros a nivel de títulos colectivos e individuales, sus goles y la influencia de su juego en el equipo han sido determinantes para que el Barcelona viva su edad dorada. Ambas partes se complementan. El mejor hábitat para el argentino lo encuentra en el Barcelona, que se ha beneficiado de un estilo con el que se identifica y al que da sentido junto a jugadores de la talla de Iniesta, Busquets, Alba, Neymar, Luis Suárez…

Lejos de agotar su crédito, Messi demostró en el Bernabéu su pujanza para mantener vivo el modelo, que en algunos momentos ha emitido señales de agotamiento por la lógica ausencia de abanderados como Xavi Hernández, como en la eliminación de la competición europea, pero que aún le permite mantenerse erguido para discutir la Liga al Real Madrid.            

Alimenta tu presencia en Internet con autores Contextto

Ahora y para siempre alta gratuita

¿Quieres ser autor de Contextto?