• home
  • blog
  • Las ventajas de viajar ligero
Escrito por Olivia Belafonte, el 11.06.17
Las ventajas de viajar ligero

Las ventajas de viajar ligero

Mucha gente me pregunta cuál es mi secreto para haber viajado por tantos y tan diversos lugares. Que de dónde saco el tiempo, el dinero, las ideas para escoger y visitar esos países, esas ciudades. Mi respuesta siempre es la misma: viajar ligero.

No se trata sólo de llevar poco equipaje para aprovechar las ofertas de las aerolíneas “low cost”, para no agotarte arrastrando una maleta, para no perder una eternidad decidiendo que llevar en la mochila y prepararla en consonancia; obviamente ayuda, pero no es sólo eso.

 Conocí a un viajero impenitente, al estilo de esos santos que aparecían en los calendarios que tenía mi abuela en casa y que parecían vivir prácticamente del aire, que había cortado el mango del cepillo de dientes por la mitad para ocupar menos espacio. En una plaza soleada de un país olvidado de las guías, me encontré un individuo que viajaba sólo con tres calcetines: tenía dos puestos y el tercero lo colgaba de la mochila después de haberlo lavado para que se secase; una vez seco se lo ponía y lavaba otro. Los dos viajaban ultra-ligeros de equipaje pero cargados con más peso que la mayor parte de las personas porque eran prisioneros de sus prejuicios.

 Viajar ligero significa dejar los prejuicios en casa, no llenar la bolsa de ideas preconcebidas, olvidar las gafas bifocales que permiten ver lo bien que se hacen todas las cosas en el terruño y los defectos sin tasa de los lugareños que se encuentra uno en sus viajes.

Significa observar las cosas con los ojos límpidos de un niño, asombrarse por todo lo que es diferente sin juzgarlo, tener la disposición (y las papilas gustativas) para probar nuevas cosas y situaciones.

Disfrutar el momento, sin prisas por marcar monumentos a visitar de una lista. El Carpe DiemVivir el momento a través de nuestros ojos y sentidos, no de la lente de una cámara o la pantalla de un móvil; los mejores recuerdos no son los que se alojan en la tarjeta de memoria del móvil, sino en la cabeza, aunque no sean tan fieles a la realidad como una fotografía.

 Viajar ligero significa estar dispuesto a empaparse del lugar que uno visita, a dejar algo de sí mismo en ese sitio y a aceptar que quizás uno va volver distinto de cómo fue porque dejó que el paisaje, las personas, lo transcendieran. 

Alimenta tu presencia en Internet con autores Contextto

Ahora y para siempre alta gratuita

¿Quieres ser autor de Contextto?