• home
  • blog
  • De qué hablamos cuando hablamos de marketing o comunicación
Escrito por Marisa Martínez Ansorena, el 15.03.17
De qué hablamos cuando hablamos de marketing o comunicación

De qué hablamos cuando hablamos de marketing o comunicación

Marketing y comunicación son términos que muchas veces se usan como sinónimos, pero no son lo mismo, aunque sí es verdad que en la práctica se encuentran estrechamente relacionados. Sin ánimo de entrar en definiciones demasiado teóricas, voy a repasar sus principales diferencias, la importancia de cuidar ambos y las nuevas herramientas del marketing digital.

Marketing: orientación al mercado

Philip Kotler, padre del marketing moderno, en su famosa definición explica que es “un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus iguales”.

El marketing por tanto se orienta al intercambio de productos/servicios en el mercado, buscando una posición ventajosa y en principio sostenible en el tiempo. Son conocidos los elementos del marketing mix clásico definidos por E.J. MacCarthy: producto, precio, distribución y promoción. También conocidos como las 4 P's en su acepción anglosajona (product, price, place y promotion).

El marketing quiere cuantificar, saber lo que cuesta producir un producto/servicio, el precio que le voy a poner, cómo va a llegar al mercado y el beneficio a obtener. Busca clientes a los que vender algo.

Comunicación: relacionando personas

Se llama comunicación al proceso por el cual se transmite una información entre un emisor y un receptor. Cuenta con los siguientes elementos: emisor, receptor, código, canal, mensaje y contexto. Así, un emisor envía un mensaje a un receptor, a través de un canal y de los signos de un código, y de acuerdo al contexto en que se sitúa ese acto de comunicación.

La comunicación busca relacionarse con los públicos, quiere contarnos historias. Nos transmite emociones, ideas, sensaciones, nos seduce y arrebata. Es además una necesidad básica del ser humano, somos sobre todo seres que se cuentan historias al calor de una hoguera (o al calor del amor en un bar, como decían los de Gabinete Caligari).

La comunicación es cualitativa, me informa de cómo es el producto, me lo describe, me enseña sus cualidades, lo bonito que es y me cuenta lo que voy a poder hacer con él. Busca una audiencia que le escuche y a la que persuadir.

Marketing y comunicación: sentido y sensibilidad

El marketing le aporta a la comunicación objetivos relacionados con el mercado y el negocio. Apela a lo racional, a la causa-efecto, a la toma de decisiones, y a aumentar las ventas.

La comunicación es sexy, proporciona al marketing la magia de la seducción más allá de las características tangibles y racionales del producto. Apela a lo emocional y al valor de las conexiones entre personas.

 

Alimenta tu presencia en Internet con autores Contextto

Ahora y para siempre alta gratuita

¿Quieres ser autor de Contextto?