• home
  • blog
  • Boulder el Tibet en Colorado
Escrito por Lucía Noriega, el 04.09.17
Boulder el Tibet en Colorado

Boulder el Tibet en Colorado

Llegué a Boulder en Noviembre de 2011 por primera vez, y por indicación de una hippie californiana que conocí en el camping de Malibu, el Malibu Beach RV Park. Un camping muy recomendable para ver el amanecer sobre una de las mecas del surf. Esta mujer me recomendó que no fuese a Grand Canyon y que en su lugar me dirigiese a Boulder, Colorado.

Viajo sin conducir y en esta ocasión llevaba viajando durante un mes por el Oeste y el Mid-West americano a base de Greyhound, el autobús del galgo que une las distancias titánicas del país norteamericano. El viaje en Greyhound en sí mismo, ya es un viaje. Así que tras una breve estancia en Los Angeles, dos días de autobús y una semana en Austin, abandoné la ciudad más liberal de Texas y del sur estadounidense para cabalgar en el galgo hasta la que fuera en su día parada obligada de las rutas en busca de oro y también pueblo minero; Denver. Esta ciudad-condado y capital del estado de Colorado es una ciudad como buena parte de las ciudades americanas que se divide en mitad realidad, mitad pastiche.

A una escasa media hora de Denver en autobús de línea se encuentra la villa de Boulder, con sus casi cien mil habitantes. Boulder donde el viento sopla con aroma a patchouli, se encuentra a una altitud de 1600m sobre la altura del mar. Fue testigo al igual que su hermana mayor, Denver, de la historia del Oeste americano y también fue un centro hippie en los años sesenta. Se conoce como "college town" ya que allí se encuentra la Universidad de Colorado que es la más importante del estado. Tuve la gran suerte de llegar en un día de partido, y conseguir un hotel de precio moderado al lado de una "frat house" o casa de una fraternidad de esas que dan mal nombre al alfabeto griego y que son dignas de ser retratadas en alguna novela de Tom Wolfe. Sin embargo, esta ciudad es espectacular por la naturaleza que la rodea. Como suele ser costumbre en el país americano, una naturaleza aún sin dominar (si el fracking, drilling y los gaseoconductos lo permiten). Se encuentra en el punto donde las Montañas Rocosas se funden en un abrazo orográfico con las Grandes Llanuras. Está flanqueada al oeste por otra cadena montañosa de losas de piedra sedimentada en estribaciones inclinadas, de menor tamaño pero de igual belleza. The Flatirons son sin duda el símbolo de Boulder. Cuenta con innumerables rutas de senderismo como por ejemplo las que se encuentran en el parque Chautauqua, y es un lugar perfecto para aquellas personas que disfruten de las actividades al aire libre .

 

Boulder como centro hippie y new age, está adornada por banderas tibetanas que ondean en los soplidos furibundos que recorren el valle. Y tiene sentido, ya que no sólo está flanqueada por estos accidentes geográficos, al estilo de la meseta tibetana, si no porque además en Boulder se encuentra la Universidad de Naropa, la primera universidad budista acreditada de Occidente. No es de extrañar por tanto, que encontremos muchos centros que ofrecen clases de yoga, meditación. Así como cafés donde tomar un delicioso chai. Pero Boulder además es un centro de negocios éticos sin parangón, gracias a innovadores sociales tales como Alex Bogusky el que fuera otrora gurú publicitario del siglo pasado, entre otros cuantos. Estos individuos hacen que la renta per capita sea mayor y convierten a Boulder junto con los servicios, la calidad de vida, la política, la libertad que se respira en una de las diez ciudades más felices para vivir. No sorprende que así sea…

Alimenta tu presencia en Internet con autores Contextto

Ahora y para siempre alta gratuita

¿Quieres ser autor de Contextto?